lunes, 3 de diciembre de 2007

Copa Perú 2007 - Resultados 1era. semifinal

La primera semifinal de Copa Perú del 2007 fue favorable para quienes jugaron de visita; en Pucallpa, Juan Aurich derrotó 2 a 1 al Deportivo Hospital, mientras que en Huancayo, Idunsa perdió 1 a 0 frente al dueño de casa Sport Aguila. El próximo fin de semana deben de conocerse los nombres de los equipos que disputarán la gran final de Copa Perú 2007.
Durante la semana el Presidente de la Liga Departamental de Ucayali, Luis Alberto Sánchez, intentó darle un matiz drámatico y hasta cierto punto político al partido que enfrentarían al Dep. Hospital de Ucayali y Juan Aurich de Chiclayo. Sánchez, opositor de la gestón de Manuel Burga y miembro de la lista de Federico Cúneo en las recientes elecciones de la F.P.F., responsabilizaba a Burga por la derrota de su equipo a manera de venganza por no haberlo apoyado, estas desafortunadas declaraciones y algunas otras de autoridades que incitaban a los hinchas Pucalpinos a llevar piedras al estadio, generaron actos de violencia durante el partido, actos que se vieron reflejados en la agresión a dirigentes y algunos hinchas chiclayanos. El Presidente del Club Juan Aurich, Juan Merino Aurich, resulto herido en el glúteo izquierdo producto de un objeto contudente lanzado desde las tribunas.
Es necesario dejar claro que estos eventos deportivos no tienen porque generar actos de violencia y son los mismos dirigentes, los responsables de no trasladar problemas o apetitos personales al campo de fútbol. Sánchez debe solucionar sus problemas con Burga fuera de las canchas, porque le resultará imposible vivir con eso mientras sea dirigente deportivo. Personificar en Manuel Burga todo lo malo que ocurre en el fútbol del Perú, es un despropósito que amenaza con hacerse endémico, pues a este paso Manuel Burga será también responsable en algún momento hasta de la mala economía del país y eso ya es más que oposición, es persecusión.
Por el bien del fútbol y de la Copa Perú, esperamos no se repitan los actos de violencia y esperamos aún más que los dirigentes-hinchas o hinchas-dirigentes mediten antes de emitir algún comentario. Que clasifiquen los mejores, total el fútbol será siempre un juego, apasionado, pero juego al fin.